Continuacion.......

 

I. Adán. La primera excusa que aparece en la Biblia la inventó el primer hombre, Adán. Cuando Dios le pregunta en Génesis 3:11 "¿Cómo sabes que estas desnudo? ¿Has comido del fruto del árbol de que te prohibí comer?", Adam mira hacia todo lado y solo había un ser humano más en todo el planeta, así que a quien mejor que echarle las culpa, "la mujer que me diste" Génesis 3:12 (Adán elude su responsabilidad con una excusa)  No tenemos excusas para no ser sinceros con Dios.
II. Moisés. Este es un creador de excusas avanzado, todo un experto en el arte de las excusas. En Éxodo 3 encontramos el llamamiento de Dios a Moisés. Éste tiene 5 excusas para no obedecer a Dios: Y quién soy yo?  (Ex. 3:11). Que les voy a decir? (Ex. 3:13). No me van a creer (Ex. 4:1) No soy capaz (Ex. 4:10). "Que lo haga otro" (Ex. 4:13). No tenemos excusas para no obedecer a Dios.
III. Jeremías. (Jeremías 1:4-9) Jeremías pensaba que para servir a Dios había que tener cierta edad y hablar bien. Tenía entre 20 y 25 años cuando Dios le llamó. Se le advirtió que la gente no lo escucharía 7:27,28. Se le prohibió casarse 16:1-4. Se sintió fatal cumpliendo su ministerio 4:19; 8:18-23. No tenemos excusas para no hacer lo que Dios quiere.
IV. El paralítico de Betesda. (Juan 5:2-9) Jesús le preguntó ¿Quieres ser sano? El paralítico le habló del estanque, se excusó, y aunque su excusa era buena, en el fondo era "Conformismo", Jesús no pierde tiempo con nuestras excusas, si creemos podremos ver que en un momento Él lo cambia todo. ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo. Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Juan 5:6-8. No tenemos excusas para no avanzar.

 

!Recuerda de buscar siempre a alguien para bendecir!

Pastor Walter Bohorquez